jueves, 31 de mayo de 2012

Autopsia del caos



Autopsia del caos · 1


"La lección de anatomía del doctor Nicolaes Tulp" (Rembrandt, 1632)


Siempre pensé que la vida tendría reservado algo importante para mí. Que sería el protagonista de algún acontecimiento histórico digno de recordarse. Que con el paso de los años nacería en mí un talento que me distinguiría del resto de los mortales. Que gozaría a temprana edad de las mieles de la gloria. Pero mírenme. Estoy aquí. Coagulado en una vejez sin nombre. No soy sino un anciano que mira en las ventanas  pasar los días  como una procesión de búfalos ataviados con joyas amargas. Ahora es que comprendo que no nací sino para amarte, que no he sido nadie sino la voz que te sueña en este muladar de piedras sonámbulas. Que mi tumba será tu nombre declinado sobre la tenue caligrafía de los gusanos. Que el bisturí rasgará mi cuerpo solo para encontrar tu nombre. Y en esa autopsia, en que profanarás mi tierra pútrida, no habrá silencio alguno que acabe por matar las voces fétidas que alguna vez naufragaron en tus labios. Porque no soy mi muerte. Porque soy la muerte tuya. Y en ese trayecto indecible, solo el silencio describirá tu piel como el fantasma que deambula entre féretros ávidos de cuchillos a punto de suicidarse en una carne ajena. Y entonces relincharán los caballos del sueño para despertar en la morada de este mundo que no es otra cosa que el epitafio invisible que duerme entre nuestras manos. Y así por fin seré alguien en vida: habré vivido en otro cuerpo que muere junto al mío.


o. pirot (inédito )



2 comentarios:

  1. Hola Lidia! Gracias por ser parte de esta autopsia, avísame cuando tengas un recital, disfruto cuando te veo recitar cantando! bs!

    ResponderEliminar