domingo, 4 de septiembre de 2011

Notas sobre un Diario Mutilado. 1/ El instante eres tú


31/08/2011


Me encantó haberte visto hoy, aunque fuera un instante. A veces los instantes suelen ser más largos de lo que duran, a veces la eternidad se disfraza en los párpados de un instante. A veces el instante no tiene cara. A veces la cara del instante eres tú. Me gusta ver cómo tu sonrisa estira la luz y transforma el día en una lámpara que incinera el tiempo; me gusta ver, sin que tú lo notes, cómo tu mirada evapora el cuervo dormido entre mis ojos y rompe la piedra hasta hacer de toda mi sangre un río de flores blancas. En tu sonrisa el tiempo acaba de nacer. Me gusta verte así, natural, sensible, niña de la noche indescifrable. Sólo quiero que sonrías, que seas así, que los árboles se adhieran a tu cuerpo y funden su bosque de música. Déjame ser en tu sonrisa el pájaro que entierra su vuelo cuando la noche y el miedo le roban las alas y el canto.

o. pirot